Logo agencia SEO Idital

Analítica web

La analítica web se podría definir como la vertiente del marketing online que extrae y estudia la información primordial sobre el estado y evolución de un proyecto online. Cuyo objetivo es el de tomar las estrategias necesarias en cada momento y poder evaluar la satisfacción del cliente y, por tanto, el éxito de las mismas. Este concepto se aplica a cualquier modalidad de website (ecommerce, blog, revista online, foro, etc.).

De tal modo, la analítica web es una disciplina que, mediante herramientas de analítica, extraerá conclusiones útiles a la hora de elaborar una estrategia en cuestión y tomar las decisiones necesarias. Por ello, lo primero es elegir qué tipo de información es la más importante para realizar el análisis del proyecto, lo cual puede ser diferente en función de las necesidades y objetivos marcados.

Concretamente, se medirán los denominados KPIs o Key Performance Indicators (indicadores clave de rendimiento). Éstos se refieren a los diferentes aspectos que directamente tendrán que ver con el desarrollo de las acciones que llevaremos a cabo. Además los utilizaremos dependiendo de qué es lo que queramos medir en cada momento y en función a qué objetivos marcados. De tal forma, existirán KPIs que medirán la captación de tráfico, la mejora de la conversión, fidelización de los clientes, etc.

¿Para qué sirve la analítica web?

Precisamente, el objetivo de la analítica web es garantizar el éxito de nuestra página web. Nos facilitará las herramientas y datos oportunos para tomar las decisiones y estrategias consecuentes. De hecho, es una de las disciplinas principales de una agencia de marketing a la hora de confeccionar y gestionar una campaña de marketing online para un cliente. Así podrán evaluar el progreso de la misma y poder demostrarlo con datos.

Será primordial tanto si somos nosotros mismos los que gestionamos la herramienta, como si lo hacemos bajo una externalización o subcontrata de un servicio de marketing online a una empresa especializada. De ella surgirán los datos que nos permitirán plantear nuevos o antiguos objetivos, así como poder evaluar si son mucho o poco realistas. De tal modo, se conseguirá un mejor resultados con una buena optimización de nuestros recursos y al menor coste y tiempo.

Ejemplo de analítica web

Podríamos plantear diversos ejemplos. Concretamente, vamos a exponer la procedencia de nuestros clientes para poder elaborar las estrategias necesarias dependiendo de qué país. En el cuadro de abajo, se ha analizado el tráfico de una web segmentando por fuente (desde donde se accedió a la web) y el país de procedencia. Así, se puede saber dónde un blog o web es más popular para poder implementar en un futuro la publicidad necesaria.

Captura de pantalla del análisis de las fuentes de tráfico de una web

Es vital tener claros los conceptos y objetivos que queremos trazar, por lo que elaborar una tabla parecida a la siguiente, puede ser un buen punto de partida de nuestro negocio. En ella, planteamos dos objetivos estratégicos (incrementar las ventas y mejorar la imagen de marca). Además de los objetivos específicos, los KPIs a a analizar y los KPIs deseados. Se trata de tener claro cuáles son los KPIs a desarrollar por cada objetivo específico para saber cuál es el punto concreto sobre el que trabajar.

Ejemplo de una tabla de analítica de KPis

Síguenos

¿Hablamos?


INFORMACION BÁSICA SOBRE PROTECCION DE DATOS PERSONALES
Responsable: INTERTRAFOR S.L.
Finalidad: enviarle, en virtud del interés legítimo, información comercial de nuestros productos y servicios.
Legitimación: su propio consentimiento.
Destinatario: no cederemos sus datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, así como disponer de otros derechos en contacto@idital.com
Información adicional: www.idital.com