fb
Logo agencia SEO Idital

Base legítima del tratamiento

La Base Legítima del Tratamiento es un concepto fundamental en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea. Establece los motivos legales que permiten a una entidad, denominada responsable del tratamiento, procesar datos personales. Sin una base legítima válida, el tratamiento de datos se considera ilícito y las entidades podrían enfrentar sanciones considerables.

En esencia, la Base Legítima del Tratamiento actúa como un principio rector que garantiza que la recopilación, el uso y el almacenamiento de datos personales se realicen de manera responsable, ética y respetuosa con los derechos individuales.

Las seis bases legítimas del RGPD son:

  1. Consentimiento del interesado: La base más común, donde el individuo otorga su permiso explícito para que sus datos sean tratados. El consentimiento debe ser libre, específico, informado e inequívoco.
  2. Ejecución de un contrato: Permite el tratamiento de datos cuando sea necesario para cumplir con un contrato entre el responsable y el interesado, como en la prestación de un servicio o la venta de un producto.
  3. Obligación legal: Facilita el tratamiento cuando sea obligatorio para el responsable cumplir con una ley o normativa aplicable, como obligaciones fiscales o de seguridad social.
  4. Protección de intereses vitales: Permite el tratamiento cuando sea necesario para proteger la vida, salud o seguridad del interesado o de terceros. Se aplica en situaciones excepcionales, como emergencias médicas o amenazas graves.
  5. Interés legítimo del responsable o de un tercero: Permite el tratamiento cuando responda a un interés legítimo perseguido por el responsable o un tercero, siempre que no prevalezcan los derechos y libertades del interesado. Requiere un análisis cuidadoso y equilibrado de intereses.
  6. Ejercicio de poderes públicos: Habilita el tratamiento cuando sea necesario para el ejercicio de funciones oficiales por parte del responsable en el marco de sus competencias legales. Se aplica a entidades públicas o que ejerzan funciones de interés público.

Es importante destacar que:

  • Solo una de las seis bases legitima el tratamiento de datos. El responsable debe identificar la base adecuada en función del contexto específico y los fines del tratamiento.
  • La base legítima debe ser documentada y demostrable. El responsable debe poder demostrar, a solicitud de las autoridades o del interesado, la base legal que sustenta el tratamiento.
  • Las bases legítimas no son absolutas. Siempre deben sopesarse con los derechos y libertades del interesado. En caso de duda, se debe primar la protección de los datos del individuo.

La Base Legítima del Tratamiento juega un papel crucial en la protección de los datos personales y garantiza un equilibrio entre los intereses legítimos de las entidades y los derechos fundamentales de los individuos. Al comprender y aplicar correctamente este principio, las organizaciones pueden fomentar la confianza y la transparencia en sus prácticas de gestión de datos.

Síguenos

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES
Responsable: INTERTRAFOR S.L.
Finalidad: Responderle a la consulta realizada, así como para enviarle, información comercial de nuestros productos y servicios.
Legitimación: su propio consentimiento, el interés legítimo.
Destinatario: no cederemos sus datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, así como disponer de otros derechos en contacto@idital.com
Así mismo, le informamos que si no desea recibir información comercial de nuestros productos y servicios, nos lo comunique en el cuerpo del mensaje (en el formulario anterior) o nos escriba a la dirección electrónica señalada en el párrafo anterior.
Información adicional: www.idital.com/política-de-privacidad/#privacidad