Inicio  |  Destacado   |  Cómo la optimización de tu web mejora el SEO
wpo

Cómo la optimización de tu web mejora el SEO

Optimización del Rendimiento Web

La Optimización del Rendimiento Web o WPO («Web Performance Optimization») consiste en una serie de técnicas para acelerar el funcionamiento de una Web con el fin de mejorar la usabilidad y la experiencia del usuario. Ofrece muchos beneficios, entre ellos una mayor tasa de conversión, mayor número de visitas, mejor clasificación en motores de búsqueda ( mejora del SEO) e incluso menor coste del ancho de banda del servidor. Estos factores son especialmente importantes teniendo en cuenta el auge de las conexiones móviles.

Para enfatizar más la optimización del rendimiento web, actualmente estamos estableciendo un tipo de cultura de rendimiento que incorpora diferentes equipos responsables del desarrollo de un sitio web.

¿Por qué deberíamos preocuparnos por la optimización del rendimiento web?

La gente odia esperar, ya sea por largas colas en el supermercado o por un rendimiento web deficiente. A Google tampoco le gusta esperar. Especialmente con respecto a esto último, cada fracción de segundo cuenta. Los beneficios de la optimización del rendimiento web con respecto a factores como la tasa de conversión, las ventas, las páginas vistas, los rankings de los motores de búsqueda y otros no deben ser subestimados.

El WPO es parte del SEO

La optimización del rendimiento web juega un papel importantísimo en SEO. Hace unos cinco años, Google agregó la velocidad del sitio como una señal a su algoritmo de clasificación de búsqueda, fomentando así un mejor rendimiento web. Y hasta ahora, Google ha realizado bastantes lanzamientos de informes y herramientas con el objetivo de ayudar a mejorar el rendimiento web.

Especialmente cuando se trata de dispositivos móviles, un buen rendimiento web es crucial.

Algunos de los puntos más importantes que se analiza cuando se realiza un análisis WPO de una página web son los siguientes:

  • Tiempo de carga del primer byte
  • Configuración del servidor
  • Peso de los archivos
  • Redimensionado de imágenes
  • Número de cargas de archivos

Algunas acciones más comunes que se suelen aplicar para solucionar un bajo rendimiento web:

  • Aumentar las prestaciones del servidor de hosting
  • Comprimir las imágenes y ajustar la resolución al tamaño real
  • Combinar los archivos como imagenes, CSS o JS
  • Minimizar los archivos CSS y JS
  • Reducir el número de cargas de archivos
  • Utilizar caché
  • Minimizar las redirecciones
  • Paralelizar la descarga de ficheros mediante el uso de CDNs

Optimiza tu RWD (Responsive Web Design)

Obviamente, el Diseño Responsive no tiene sentido sin un alto rendimiento web. Tammy Everts comparte algunos hallazgos sobre cómo los usuarios móviles se involucran con los sitios web de comercio electrónico. Los resultados demuestran cómo se ve afectada la participación del usuario cuando las páginas se ralentizan incluso ligeramente. Las razones descritas anteriormente que ilustran la importancia de la optimización del rendimiento web se aplican aún más a los casos de uso móviles. Por lo tanto, uno debe considerar eliminar o reducir las cosas en sitios web receptivos siempre que sea posible. Podría, por ejemplo, utilizar una fuente web adecuada o eliminar el seguimiento redundante o los píxeles de marketing.

Cultura de rendimiento

Por supuesto, la optimización del rendimiento web no solo depende de los desarrolladores front-end, sino que es un esfuerzo de equipo interdepartamental. Diseñadores, gerentes de productos, control de calidad, mercadotecnia, inteligencia de negocios, desarrolladores de back-end y front-end, y directores gerentes, todos deben actuar en conjunto para lograr un sitio web de alto rendimiento al final del día. Por lo tanto, es vital establecer algún tipo de cultura de rendimiento, aunque esto no sea una tarea fácil. El impacto en el rendimiento se debe tener en cuenta para cada nueva característica, desde su concepción hasta su desarrollo.

 

PREV

Contenido Evergreen: ¡mejora tu SEO!

SIGUIENTE

¿Qué es un chatbot y cómo puede ayudar a tu empresa?

Deja un comentario