Logo agencia SEO Idital

Rastreo

Al rastreo también se le conoce tracking lo que se traduce como seguimiento. Es el término que se utiliza para referirse a todas aquellas acciones con las que se siguen y se miden índices usados para cuantificar el comportamiento de ciertas variables en diferentes momentos del tiempo. Este concepto actualmente está muy ligado al marketing digital.

Y el motivo de esta relación es que es la mejor forma de conocer el verdadero rendimiento de las campañas publicitarias que se hayan realizado. Aunque éste concepto también tiene relación con el e-commerce, al usarse para referirse al seguimiento de los envíos una vez han sido pedidos los productos. En el marketing es donde adquiere su rol más importante por lo que significa para las compañías.

Aunque muchas veces se habla de este como un procedimiento. Pero, para los especialistas del marketing, es otra herramienta más con la que se puede trabajar.

Gracias al rastreo, se detecta cómo se ha logrado conseguir una conversión. También se hace un seguimiento de las interacciones de los usuarios con la campaña desarrollada y los resultados que se han obtenido luego de ella.

¿Para qué sirve el rastreo?

El tracking o rastreo sirve para tener en la mano todos los datos posibles sobre una campaña de marketing que se haya desarrollado, tanto a través de los distintos medios digitales, como fuera de ellos.

Diferentes herramientas de analítica como ‘Google Analytics’ permiten su integración para brindar un mayor número de estadísticas con las que se puede hacer un seguimiento más exhaustivo de la información más relevante para las empresas.

Nos brinda gran cantidad de datos que pueden llegar a ser hasta un registro de llamadas telefónicas recibidas a raíz de cualquier campaña. Gracias a ello, las empresas pueden mejorar y optimizar cualquiera de sus estrategias de marketing para asegurarse un mejor y mayor alcance y una mayor ratio de posibles conversiones. El rastreo genera datos esenciales para su observación, aprovechamiento y análisis.

Ejemplos de rastreo

Existen muchas maneras de llevar a cabo el rastreo. Supongamos que acabamos de lanzar al mercado un nuevo producto y queremos crear expectativas. Para ello, lanzamos una campaña a través de distintas redes sociales, para que los usuarios puedan llegar a nuestro sitio web y soliciten más información a través de un formulario.

Si deseamos saber desde qué red social llegaron los usuarios, y cuál de estas logró atraer más personas, utilizamos herramientas de rastreo o tracking para fijar cada visitar y luego analizar los datos recogidos. Generalmente, mediante Google Analytics u otra herramienta que nos brinde la misma o similar información.

Síguenos

¿Hablamos?


INFORMACION BÁSICA SOBRE PROTECCION DE DATOS PERSONALES
Responsable: INTERTRAFOR S.L.
Finalidad: enviarle, en virtud del interés legítimo, información comercial de nuestros productos y servicios.
Legitimación: su propio consentimiento.
Destinatario: no cederemos sus datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, así como disponer de otros derechos en contacto@idital.com
Información adicional: www.idital.com